viernes, mayo 31, 2013

America, 11... ¡y Ya!

Dicen, que las grandes oportunidades son para aquellos que las toman, pero sobre todo, para los que luchan por ellas. Y como todo, el fútbol no es la excepción.

El CF América estaba por cumplir 8 años sin lograr un campeonato. Las circunstancias dejaban fuera al equipo en momentos importantes, sean dentro o fuera de la cancha. Y como todo equipo de convocatoria, la presión es enorme.

Si uno pudiese haber dicho al minuto 20, del partido del día 26 de Mayo en el Estadio Azteca, que América iba a ser campeón, hubiese recibido las más despiadadas burlas por parte del equipo "dominante" en ese omento, Cruz Azul. Las condiciones simplemente no eran las idóneas: Un jugador expulsado y un gol más en contra, estando en ese momento el marcador con ventaja para Cruz Azul de 2-0. Si bien la historia expone que aquellos que perseveran, ganan, los hechos simplemente demostraban todo lo contrario, pues el desgaste físico que impone jugar con un elemento menos era visible, y más sabiendo lo que se estaban jugando en ese momento. Todo estaba en contra del América. Excepto el hecho de estar luchando por conseguir el empate global y porque no, el de la victoria.



Como argumento de una película hollywoodense, los goles llegaron. Y todo cambio. Dicen que caballo que alcanza, gana. Y la ambición es un poderoso motivador. Lo demás, es historia. Miguel Layun, otrora culpable gracias a los medios de los "fracasos" del club se convertía en el culpable del campeonato. Un tipo con dos finales perdidas logro al fin, culminar su esfuerzo. La tercera es la vencida, Piojo. Y así sucesivamente.

Probablemente la gente anti-americanista piense o sustente que el campeonato ganado es producto de todo menos del esfuerzo del equipo. Y no les culpo. Estamos en un país donde los éxitos de uno siempre son opacados por cualquier otra cosa menos lo que es en realidad. Que si el arbitro les "ayudo", cosa que fue todo lo contrario. Que si porque el dueño es Televisa. América tiene más historia que la misma televisora. Y ni modo, es el precio por pertenecer a una empresa corrupta. América no tiene la culpa, porque pues así son los negocios. Chivas esta en esa situación (paso de estar en una cooperativa a un hombre sin idea de lo que significa ese equipo). Pero lo que es el América, lo que significa, la esencia que transmite... esa se la ha ganado a pulso el equipo. Porque si su lema "Ódiame más", es que han logrado convertir todo ese rencor, toda esa antipatía en un mantra poderoso. Después de todo... "No se si odiarte más... o quererte para siempre".


P.S. Video con disponibilidad... hasta que YouTube diga que siempre ya no.
Publicar un comentario