miércoles, julio 23, 2014

Tlaxcala y la trata de personas: La sombra de un pueblo llamado Tenancingo

Para quien no conozca el tema de la trata de personas y prostitución en Tlaxcala, tiene que volcar sus ojos al lugar más mencionado al mismo: Tenancingo.

Tenancingo es un municipio pequeño ubicado al sur de Tlaxcala, colindante con San Pablo del Monte, Papalotla de Xicohtencatl, Mazatecochco de Jose Maria Morelos en Tlaxcala y Puebla (municipio), Puebla. Un vistazo a la red, sea a través de Google, Bing, Duck Duck Go, nos dan un juicio consensuado de la opinión global: Tenancingo es una casa de trata y no se puede hacer o no se ha podido hacer nada.

A lo largo del tiempo, Tenancingo en conjunto con Papalotla de Xicohtencatl (municipio vecino) fue una importante fuente de mano de obra migrante que salio por la escasez de trabajo. Su destino, Estados Unidos, convirtió a estos dos municipios en un interesante lugar a visitar pues al regreso de la gente y su aventura por el país de las oportunidades, comienzan a construir sus casa, algunas con estilo americano aunque con materiales propios de la construcción en México (concreto, ladrillo o block) y en casos excepcionales, mansiones que no tienen una justificación... o posiblemente si la tienen.

Al momento de entrar a Tenancingo se respira una atmósfera rara. Como si de miradas te siguiesen por todas partes. Y lo es. La gente se conoce y lo demuestra. Los autos lujosos, en su mayoría Mustangs de recién compra hacen su aparición cuán ruidosos pueden sonar. La pregunta es, ¿Como los consiguieron? No hay industria significativa en el lugar. Empresas, ni pensarlo. Esas, estan contiguas en la parte cercana, en Almecatla. Entonces, ¿Cuáles son las fuentes de riqueza? El municipio es pobre. Demasiado a mi parecer. Las condiciones no lo parecen. Pero la pobreza si lo es.