martes, abril 16, 2013

Capilla del Pocito de Agua Santa

Son variadas los relatos de como el pozo llego a surgir, pero la más común es que la virgen que se apareció al indígena Juan Diego en el Cerro de San Lorenzo. Esta le ofreció un manantial que aliviaría la epidemia que azotaba en Tlaxcala por esos tiempos (hablamos de 1451). Y así fue que años después de construyo una pequeña capilla en el lugar otrora manantial. 

A lo largo del tiempo el manantial se ha ido secando, producto del crecimiento de la Ciudad de Tlaxcala, pero continua el atractivo, para la gente católica de ver un vestigio de un probable milagro ocurrido alguna vez. 


Publicar un comentario