miércoles, febrero 20, 2008

Skywriting by word of mouth (escribiendo al cielo por palabra hablada) ~ Extracto

Si tengo memoria y reviso todos los post que he publicado, casi ninguno me ha merecido el honor de escribir acerca de mi grupo preferido: The Beatles. Si, casi no he publicado nada, así que lo haré en este momento.

Cuando más joven, solía escuchar programas de radio en los cuales descubrí mi afición por la buena música, inaugurando mi afición con los mismísimos Beatles. Pero esa... esa es otra historia.

Este texto siempre me llamo la atención porque presenta a un Lennon demasiado sincero consigo mismo. Un Lennon honesto y con fantasías profundas como las tiene cada hombre sobre este planeta. Pero, para que voy más allá si lo podemos observar con el siguiente texto del libro Skywriting by word of mouth:

"Yo siempre tuve una fantasía acerca de una mujer que podría ser hermosa, inteligente, de cabello oscuro, que tuviera los pómulos salientes, una artista de espíritu libre a la Juliette Greco, mi alma gemela, alguien a quien yo ya había conocido pero que de alguna forma había perdido.

Después de una cuarta visita a la India y mi camino de regreso de Australia, la imagen cambio un poquito ligeramente. Ella tenia que ser una mujer oriental de ojos oscuros. Naturalmente el sueño no se haría realidad sino hasta que yo hubiera completado ya la imagen mental.

Ahora puedo decirles que esta completa.

Desde luego, como adolescente mis fantasías sexuales estaban llenas de Anita Ekberg y las diosas usuales gigantes nórdicas, esto es hasta que Brigitte Bardot se convirtió en el amor de mi vida a finales de los 50's. Todas las chicas (novias) que tenían el cabello negro sufrieron mi constante presión para convertirse en Brigitte. Para el tiempo en que me case con mi primera mujer (quien yo pienso era una pelirroja natural) ella también ya se había convertido en una rubia de cabello largo con todos los accesorios obligatorios.

Conocí a la real Brigitte unos cuantos años después. Yo estaba en un 'viaje' y ella ya iba de salida.

Finalmente me encontré con Yoko y entonces el sueño se convirtió en una realidad.

La única mujer que jamas conocí, que fue mi igual en todas las maneras imaginables. Mejor que yo en realidad. Aunque tuve numerosos asuntos amorosos muy interesantes en mi previa encarnación, nunca conocí a alguien que valiera la pena para romper un felizmente llevado a cabo estado de aburrimiento en el matrimonio.

¡Escape al fin!¡Alguien por quien dejar el hogar! Algún lugar a donde ir. Yo había esperado toda una eternidad."


Este fue uno de los textos que a lo largo de mi vida melómana me hicieron reflexionar acerca de John. Tan humano. Tan Beatle. Y tan enamorado.
Publicar un comentario