viernes, noviembre 03, 2006

Porque la industria discográfica insiste en suicidarse [parte I]

Seamos sinceros: El modelo de negocio que actualmente tiene la industria del disco (aquí en México y a nivel mundial) está muy por lejos de lo que es la actualidad.

He aquí el porque el modelo que siguen es fallido:

  1. Precios. No todos ganamos $7000 u $9000 pesos* y además todos tenemos que comer y vestir. Comprar un disco de $200 pesos no es algo indispensable. Según la ley de la oferta y la demanda, un articulo varia en su precio según la gente lo demande o no. En la industria fonográfica se les ha olvidado eso. Creo que un disco debe tener un precio decente y justo de por lo menos $90 pesos (creanme... la piratería disminuiría en un 50%, que ya es ganancia).
  2. Producción. Según lo que se he aprendido, un articulo basa su precio en diferentes factores que determinan el precio y valor de un producto (costos de Materia Prima, Gastos de Administración, Costo de Mano de Obra, mercadotecnia, etc.). Un modelo como el de la industria discográfica sigue, por lógica, un proceso por producción en masa, ya que no fabrican unos cuantos discos (a no ser que sean ediciones especiales), sino que sacan un mínimo de por lo menos 50 000 discos (para tentar mercado). Cuando el disco funciona, se hacen más discos (para satisfacer a los avidos consumidores). Pero... que pasa realmente: Se hacen nuevos lotes de discos, añadiéndose los mismos costes que incluyen desarrollo del producto, mercadotecnia y algunos más que se sacan de la manga, lo cuál lógicamente encarece el producto. Es un cuento de nunca acabar, dado que tiene que llegar un punto en que los costes de elaboración sean cubiertos, pero estos nunca llegan a finalizar manteniendo el precio sobre lo que realmente debería ser.
  3. Mercadotecnia. Existen diferentes maneras de promocionar un articulo sea tangible o no. Estos dependen de los medios que existen, los que actualmente son: Via TV, via Radio, via medio impreso (periódicos, revistas) y un nuevo esquema y medio como lo es Internet. Cada uno tiene su ventajas y desventajas asi como un coste diferente (siendo la TV el de mayor precio). Dando un hecho de que cada hogar del pais (o del mundo) cuenta con un televisor, hacer campaña para un artista es buena idea, pero... no es mejor la publicidad de boca en boca? Está última no cuesta un solo peso o dolar, mientras que hacer una campaña de publicidad en un medio tradicional cuesta miles de dolares si es que no millones. Internet es un buen medio para promocionar un producto aún cuando este no sea completamente accesible a todos. Es aquí donde una parte de el disco favorito de nosotros es determinado a tener un coste sea mayor o menor a otros similares. ¿En serio se hace un buen análisis?
  4. Tecnología. Hace muchos, muchos años, Phillips invento el cassette. Buena idea, pésimo sonido, pero al fin y al cabo era una opción para transportar y compartir música. Claro que, el vinilo era mucho mejor opción (hablando de la calidad de sonido) pero su fragilidad no siempre fue bien vista (¿a quien le gusta que se le raye o quiebre un disco?. Años después (allá por los 80's) surge un disco óptico, de producción MUY BARATA, llamado CD. Basados en lo último, era de suponer que los precios iban a ser mucho menores, pero increíblemente los costes permanecieron IGUAL. Como es esto...porque... expliquenme!!! Me contesto a mi mismo: Por avaricia, egoísmo y todo cualquier otro pecado capital que encuentres. Hay que exprimir hasta el hartazgo a los consumidores. Ahora con nuevos formatos y nuevas tecnologías (como los formatos digitales) la industria se queja y sufre... pero no da el paso para cambiar. Aquí va un comentario para las tiendas virtuales de música: ¡No me quieran ver la cara de pendejo con sus canciones en formatos inferiores y precios similares que si me comprará un disco original! El modelo de Apple con iTunes Store es bueno, pero su DRM y su calidad de solo 160 Kbps no es suficiente. ¿Porque cobran lo mismo que si fuera un formato físico? Lo mismo...hay que exprimir hasta las piedras. Beon (tienda de música digital en México propiedad de Telmex) me "obsequio" una tarjeta por $13 pesos lo cuál solo me alcanzo para comprar una sola canción, comprimida en formato Real Audio con DRM...mejor sigo con P2P (claro que, cuando tenga más dinero, podré comprarme el disco..o no?). Pero...$13 pesos por una canción? Mejor compro 3 o 4 discos vírgenes para quemar.
  5. Creatividad. Yo se que las discográficas invirtieron para que el disco de mi artista favorito este en la tienda de discos, pero...yo quiero compartirla, yo quiero escuchar primero que mierd... perdón, obra de arte escucho. Se que se han esforzado en encontrar artistas de primera (Sanz, Bisbal, Rubio, RBD, Hilton, y otras estrellas sufridas) pero quiero primero saber si puedo compartir o no. Lógico que no puedo, porque sino entramos al juego de "Demandame, te demando". La mayoría de los que descargan canciones no lo hacen con animo de lucro. No... no tenemos tiempo de salir a la calle a venderla (tenemos cosas que hacer)... pero eso si, las demandas a usuarios son el futuro (es más fácil con uno que con una organización como los de Tepito).
  6. Leyes. Eso de el copyright está matando más que al consumidor, lo hace con la misma industria. Bueno...que podemos decir cuando sabemos que la ley está de lado de los que tienen más dinero...¿o no funciona asi? Espero que no, porque todos tenemos un limite. Y el mio se está acabando.

Y cualquier otra cosa que digan la IFPI, AMPROFON, SGAE, RIAA...son BULLSHIT!!!

* Para distintos paises de México, aplicar moneda local y conversión.
Publicar un comentario