jueves, mayo 11, 2017

Tlaxcala y la trata de personas: La sombra de un pueblo llamado Tenancingo

Para quien no conozca el tema de la trata de personas y prostitución en Tlaxcala, tiene que volcar sus ojos al lugar más mencionado al mismo: Tenancingo.

Tenancingo es un municipio pequeño ubicado al sur de Tlaxcala, colindante con San Pablo del Monte, Papalotla de Xicohtencatl, Mazatecochco de Jose Maria Morelos en Tlaxcala y Puebla (municipio), Puebla. Un vistazo a la red, sea a través de Google, Bing, Duck Duck Go, nos dan un juicio consensuado de la opinión global: Tenancingo es una casa de trata y no se puede hacer o no se ha podido hacer nada.

A lo largo del tiempo, Tenancingo en conjunto con Papalotla de Xicohtencatl (municipio vecino) fue una importante fuente de mano de obra migrante que salio por la escasez de trabajo. Su destino, Estados Unidos, convirtió a estos dos municipios en un interesante lugar a visitar pues al regreso de la gente y su aventura por el país de las oportunidades, comienzan a construir sus casa, algunas con estilo americano aunque con materiales propios de la construcción en México (concreto, ladrillo o block) y en casos excepcionales, mansiones que no tienen una justificación... o posiblemente si la tienen.

Al momento de entrar a Tenancingo se respira una atmósfera rara. Como si de miradas te siguiesen por todas partes. Y lo es. La gente se conoce y lo demuestra. Los autos lujosos, en su mayoría Mustangs de recién compra hacen su aparición cuán ruidosos pueden sonar. La pregunta es, ¿Como los consiguieron? No hay industria significativa en el lugar. Empresas, ni pensarlo. Esas, estan contiguas en la parte cercana, en Almecatla. Entonces, ¿Cuáles son las fuentes de riqueza? El municipio es pobre. Demasiado a mi parecer. Las condiciones no lo parecen. Pero la pobreza si lo es.

Conocí el municipio por cuestiones de trabajo hace algunos años a pesar de ser originario del estado. Mi situación no era la mejor económicamente y me brindaron la chance de trabajar por unos meses haciendo encuestas del tipo político en lo que la situación mejoraba, así que acepte. En mi vida había ido a ese municipio. Y realmente no había escuchado noticia alguna, ya sea porque mi mente estaba más preocupada en otras cosas que por saber de ese lugar. La gente se mostraba apática, principalmente la gente del centro del pueblo. Ya a sus orillas se mostraba más abierta pero sin dejar el estado de alerta. Yo de verdad no comprendía el porque puesto que no veía nada raro salvo la preocupación de mis compañeras que no querían estar mucho tiempo. Termine comprendiéndolo cuando se separaron del pequeño equipo en que nos habíamos dividido. Habían sido seguidas dos compañeras por unas personas en auto y les habían hecho una proposición de irse con ellos. Suena raro pero las chicas estaban asustadas.

Decidimos quedar en parejas (hombre-mujer) y se quedaron más tranquilas. No fueron molestadas en absoluto vez alguna. Unos ancianos nos platicaron con pocas palabras de la situación del lugar. Estaba básicamente secuestrado por gente que prostituía y se dejaba prostituir. Amablemente nos ofrecieron unas quesadillas hechas con su propio maíz que cultivaban y con flor de calabaza que habían cortado hacia unas horas. "Tengan cuidado" fue su único consejo cuando nos alejamos. Estuvimos básicamente unas horas pero suficientes para saber que cualquier tipo de trabajo no puede ser hecho de manera estable. Al otro día, solo regresamos los hombres. La razón por estar ahí era porque había una encuesta para saber la preferencia hacia ciertos candidatos, pero conforme hacíamos nuestro trabajo, se notaba que había una sola linea en Tenancingo: "Aquí el que gobierna es el PRI y no le hagan al cuento".

Buscando personas para responder las encuestas que realizaba, se me ocurrió tocar la puerta de una casa muy ostentosa. Lujosa desde fuera y quedaba ver como era por dentro. Era temprano, antes de mediodía y día sábado. Contesto una chica, menuda y cabello teñido de rubio, de buen ver y con ropas holgadas. Parecía que apenas se había despertado. Le comente del porque mi presencia. Se incomodo y me dijo que tenia mucha prisa, que tenia que hacer unas compras en la tienda. Le dije que la encuesta no llevaría mucho tiempo pero no quiso. "Es su casa" pregunte aún teniendo la sospecha de que no era así. "Si, es mi casa, yo aquí vivo. Disculpa pero tengo mucha prisa" me contesto. Indagando con algunas personas que si quisieron o más bien tuvieron tiempo para la encuesta, pude entender que era una de las tantas casas de uno de los tantos lenones que abundan en el municipio.

Tenancingo es un lugar pequeño. La población se encuentra principalmente en la zona centro y sobre las orillas se utiliza para la siembra de los pocos que aún continúan con ese trabajo, casi en extinción. Cuando uno circula por sus calles, que son estrechas y en malas condiciones, no ve más que construcciones normales. Las mansiones, esas se encuentran en las orillas, lejos de la carretera principal que lleva de la Vía Corta a Panzacola (Papalotla) o desde la misma Vía Corta. Muchas de ellas todavía estan en obra negra. Y otras casas son acondicionadas para ello. La gente se conoce bien y sabe a lo que le tiran.

Años después, regrese a hacer trabajo de campo. Durante mi estancia en Oportunidades me toco localizar a algunas personas, titulares del programa. Mujeres en su mayoría. Parecía que conocerse entre si iba a ser de ayuda pero no, no fue así. Encontré a la mayoría de las titulares, que por cierto eran beneficiarias por primera vez con el programa menos a una. Una persona, vocal de apoyo se ofreció a buscarla conmigo. Preguntamos y caminamos por el pequeño pueblo. La gente parecía que no la conocía. Entre si conocían a algún integrante de esa familia, dimos con la suegra de la chica. La beneficiaria que estaba buscando era una chica de escasos 16 años que había sido "enamorada" por un chico un año mayor que ella. Cuando llegamos ala casa de la suegra, no había nadie. A un costado de la casa había una familia que nos pregunto quien eramos, que queríamos. Al inicio no les interesaba, pero al comentarles que por el simple hecho de no encontrarla le iba a dar de baja permanente les animo a comentar lo poco que sabían. Que la chica vivía con su "esposo" y su suegra. Que ella trabajaba en algo pero no sabían que decir.

Mi apoyo logro conseguir el numero de la suegra así que me decidí a llamarle, y después de varios intentos me contesto la señora. Me pregunto que era lo que buscaba. Le dije que su nuera había salido beneficiada, pero por más que insistía no quería decirme donde le podia ver. Básicamente no confiaba en mi. Al seguir insistiendo pareció que le desespero y tomo el teléfono su hijo, el "esposo" de la chica. Enojado, me pregunto "que chingados quiere, que busca, que necesita". "Necesito hablar con su mujer, pues salio beneficiada con el programa" y su respuesta fue "Ella no necesita de esas chingaderas. Ella no necesita nada de eso. Yo la mantengo y a la chingada con eso." Le pregunte del porque el lenguaje y la negativa "Es porque yo así hablo. Ademas que chingados tenia que andar con esas cosas." Como seguí preguntando, se molesto todavía más y me dijo que no estuviera molestando y entre más groserías me colgó.

"Le voy a decir la verdad" me dijo mi apoyo, la vocal que me acompañaba al momento, "Esa chica se metio con esa gente y le fue mal. La suegra se dedica a eso de prostituirlas y el chico también salio muy cabroncito para eso." No tuve más que agradecerle a la vocal el haberme apoyado y decidí volver a la Coordinación para entregar mi reporte. Durante la caminata hacia el centro, que me llaman al móvil y note que era un numero "de lejos". Conteste y para mi sorpresa era la chica que andaba buscando. Resulta que la chica se había regresado a su pueblo de donde era originaria, de Oaxaca (no se que parte exactamente) porque no termino de gustarle la vida que estaba teniendo. Me dijo que tenia poco tiempo que había comenzado a prostituirse y que las presiones fueron por parte de su pareja. Su suegra no tuvo reparo alguno en iniciarla. Las negativas tuvieron de respuesta en golpes y maltratos. Por eso un día que habían salido y le dejaron sola, pero encerrada en la casa de ellos, decidió irse como pudo. Todavía el muchacho conservaba el numero de ella así que decidió "avisarle" de que le buscábamos por parte de Oportunidades. Al mismo tiempo la amenazo pero ya ella no le hizo caso, pues ya estaba lejos.

Hay pocas opciones para realmente sobresalir en el municipio. La gente que no se inmiscuye en la trata es gente que tiene uno que otro pequeño changarrito. Sabe lo que sus vecinos hacen. Y lo toleran porque es permitido incluso entre las autoridades. Existe una red bien estructurada entre ellos, desde que se entra al municipio hasta que se sale. Se toman placas de que vehículo entra y sale. Se toman fotografías de quienes van constantemente, claro, sin que uno se de cuenta.

La prostitución se da en la zona pero de manera disfrazada. Sobre la Vía Corta (carretera hacia Puebla) se puede encontrar a las chicas aunque no en todos los horarios. Algunas incluso han llegado a ofrecer sus servicios a un costado o frente a empresas cercanas. Los moteles son bien ubicados, por lo que no sorprende encontrar ofertas interesantes. Todos ganan, menos la victima. El consentimiento de las autoridades es risible pues aunque es considerado un delito, se permite. Hasta Santa Ana Chiautempan llegan nuevas chicas que se apostan cerca del Mercado Nuevo y que aprovechan casas en obra negra para pasar el rato. Acxotla del Monte se comenzó a unir en esta "moda" hace unos años, aunque se tomaron medidas rápidamente con operativos. Se llego al punto de enfrentamientos entre pobladores que no querían se llevaran a los lenones, pero de nada sirvió. Se los llevaron a encerrar.

Un problema social con bases en la carencia de recursos económicos, de oportunidades, de cultura, pero sobre todo, un problema que tiene como raíz el ganar dinero fácil sea de la forma que sea, aunque eso lleve a aprovecharse de la gente.


Otras lecturas complementarias al tema:
Vía Aristegui Noticias | “El Triunfo” de la trata de personas en corredor Puebla-Tlaxcala
Vía Revista Proceso | Es Tenancingo, Tlaxcala la capital de la trata de personas
Publicar un comentario