jueves, agosto 01, 2013

Cambio|Resistencia

Es rara la manera en que en estos días la gente ve a aquellos que deciden hacer un cambio en sus vidas. Hay quienes hacen esos cambios por cuestiones de salud. Hay quienes hacen cambios por ideas políticas o religiosas. Hay quienes hacen cambios por complacer a alguien, cosa que es la peor de todas, porque al final termina uno volviendo al mismo punto (uno debe cambiar para si mismo). Y hay quienes simplemente el cambio no esta en sus planes porque a) les da miedo, b) no pueden o c) les da güeva.

Yo he realizado algunos cambios a corto y mediano plazo y aunque no han salido algunos como yo quisiera (encontrar chamba por ejemplo), hoy voy a comentar de uno solo que si me cambiado creo que para mejorar: Dejar el Alcohol.

La ultima vez que deje de tomar EN SERIO, lo hice en cierta casa con cierta persona en cierto cumpleaños y con ciertos pensamientos que algunos considerarían desesperados y Kamikazes (autodestructivos). Llevaba algo de tiempo intentando cambiar pero mi entero empecinamiento de ser "querido" conllevo a que aguantará cierto tipo de tratamiento que me tenia completamente en una estupidez que ni yo mismo me la creía. En ese momento si me dio por utilizar el alcohol como vía de escape tanto para volver a dar el mismo discurso que no quería dar pero termine dando como para dar ya por exterminados esos demonios que estaban devorando mi cabeza. Digo, ya era suficiente.

Inclusive, ni siquiera recuerdo muy bien como llegue a casa (hay un recorrido de 20 Km) y lo que si recuerdo es que Dios me quiere porque llegue vivito y salvo. El carro ni un solo rasguño. Solo mi corazoncito, que ese si, sigue jodido, pero eso es otro tema. El caso es que a partir de ese día, deje básicamente de tomar a boca de jarro. Ocasionalmente tomo un trago por cuestiones sociales, pero nada más. Y es aquí donde entra lo raro: el como lo ven a uno las personas como una persona totalmente sobria y que pasa del alcohol.

Me ha pasado con familiares que ofertan ya sea vino, whisky, cerveza, pulque, etc., y amablemente denegó la invitación. Y pasa entonces a un enojo por parte de mi entorno. Entonces me pregunto ¿Acaso esta mal ser una persona que ha cambiado para cuidarse tanto mentalmente como físicamente? No solo con familiares sino con uno que otro amigo también se han disgustado por el rechazo continuo. Pero ni modo, pues así me siento completo. No digo que no llego a desear una que otra ocasión un trago, pero queda en solo eso.

Recuerdo los días de escuela, en la universidad. Mínimo tres tocaba ir a echar cervezas o tequila. No puedo siquiera compararme a otros compañeros o amigos que la verdad si eran de nivel pedo plus, aunque siempre entro algo de prudencia en mi para no llegar a esos niveles. Y agradezco a esa prudencia no haber llegado a niveles autodestructivos. 

Hoy en día es mal visto no hacer lo que los demás. Que si se van de pedos, que si escuchan el éxito del momento, que si se van a follar de locos, que si se "aventuran" a probar algo nuevo. Yo pase de muchas cosas no por miedo, sino porque la vida es tan bella de vivir que por una pendejada no iba a fastidiarme (y menos por darle gusto a los demás, cosa que llegue a hacer por una mina).


Y es lo mismo con el cigarro. Tan destructivo que aunque por momentos se me ha metido en la cabeza hacerme dependiente de ese pedazo de cáncer, mi lado cuerdo me dice que no. Y me detengo de comprar una dosis de muerte. Hay gente que quiero que sigue haciéndolo pese a mis reclamos. Y tengo que respetar la decisión, pero da lástima ver mutilarse los pulmones a quien uno ama. 

Yo soy un bebedor de refresco ocasional. No a niveles alarmantes como los de cierta familia que conocí cuando pequeño que bebía en todas horas del día. Y si daba miedo ver su constitución (¡secos los cabrones!) no se si solamente por el refresco o porque mezclaban tanto el cigarro como la coca-cola como el alcohol. ¿Que si he pensado en dejar las agüitas negras? Si. No solamente porque como mexicano somos los number ONE echándole chupirol a la coquita sino por que igual quiero vivir muchos años. Aunque en estos momentos estoy de la chingada, igual quiero ver los avances de la ciencia. No en mi claro esta, sino en ver como logramos vivir más. No menos. Y porque se que a The Coca-Cola Company no le intereso. Mi dinero si, pero mi persona no. Así que aplico el mismo criterio con las empresas. Después de todo... ¡quien te va a AMAR más que tú mismo! 


Think for yourself
Publicar un comentario