viernes, enero 01, 2010

Reflexión


Por la presente presento mi renuncia
a ser adulto.

He decidido aceptar la responsabilidad
de tener seis años nuevamente.

Quiero ir a una fonda
y pensar que es un restaurante de cinco estrellas.

Quiero navegar barquitos de papel en un estanque
y hacer anillos tirando piedras al agua.

Quiero pensar que los dulces
son mejor que el dinero pues se pueden comer.

Quiero tener un receso y pintar con acuarelas.

Quiero salir comodamente de mi casa
sin preocuparme como luce mi cabello.

Quiero tener a alguien que me arregle
y me planche la ropa.

Quiero regresar a mi casa a una comida casera
y que alguien corte mi carne.

Quiero tomar largos baños y
dormir diez horas todas las noches.

Quiero recostarme a la sombra de un viejo roble
y vender limonada con mis amigos en un dia caluroso de verano.

Quiero abrazar a mis padres todos los días
y enjugar mis lagrimas en sus hombros.

Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple,
cuando todo lo que sabia eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas
y eso no me molestaba porque no sabia que no sabia y no me preocupaba por no saber.

Ya hace muchos años que escuche esa reflexión. Y sigue teniendo la razón.
Publicar un comentario