jueves, febrero 12, 2009

The Art Of Dying

Nuevamente, de las "bóvedas" o archivos guardados, toca este pequeño articulo, del cuál no tengo autoría. Es más, no recuerdo de donde lo obtuve, pero ello no significa nada. Interesante articulo, de la "bóveda" para ustedes.

THE ART OF DYING
Todo el mundo está preocupado por la muerte, pero la causa de la muerte (la cual muchos no comprenden al menos que estén muertos) es nacer, así que si no quieres morir, ¡no nazcas! Entonces, el “arte de morir” es cuando alguien puede dejar conscientemente el cuerpo al morir, lo contrario a caer muerto sin saber qué sucede. El Yogi que hace esto (Maha-Samadhi) no tiene que reencarnar de nuevo.

Dicen lo de la gallina y el huevo, y no saben cuál viene primero- y la semilla que crece y se convierte en árbol, que produce semillas que crecen y se convierten en árboles. Esto es Karma, la ley de acción-reacción -(“Dios no es burlado pues lo que sea que un hombre siembra, eso también cosechará”)- así que cada acción tiene un reacción igual y contraria, que es como la gallina y el huevo, cada una es una reacción a la otra y la única forma en que escapas la cadena del Karma, girando una y otra vez, es si agarras la semilla y la tuestas, así no puede germinar (o fríes el huevo).

Así, simbólicamente, el fuego elimina la “semilla”. Nosotros tenemos que, ante todo, no crear más Karma – esto es más acciones y reacciones- como tirar una piedrita a un lago quieto, las ondulaciones se propagan. Cada pensamiento, palabra, acción o acto nuestro es como enviar una ondulación a través del universo y eventualmente, volverá. Cualquier cosa que hagas, vuelve directo a ti.

Entonces, ante todo está el proceso de intentar no crear grandes reacciones- verás, “Apple” y los “Beatles”, todo por lo que hemos pasado, ha sido como arrojar cascotes al lago- porque todo vuelve rebotando a ti y te ata para siempre, o hasta que se pueda desatar.

Cuando naces, tu vida (Karma pasado) es como un pedazo de hilo con nudos en él y tu tienes que intentar, antes que mueras, desatar todos los nudos; pero formas otros veinte intentando desatar uno.

Por lo tanto en “Karma” intentamos quemarlos (cumplir deseos) y eso es finalmente posible cuando hemos alcanzado un nivel espiritual muy avanzado.

El “Salvador” – el “Sat-Guru” – llega en ese momento, y se lleva tu Karma restante. Dicen que “ un hombre fuerte puede ayudar a llevar la carga de un hombre débil”, por lo que los maestros espirituales toman el Karma de sus discípulos y a veces lo “queman” a través de sus propios cuerpos, para que no regrese, para que seamos perfectos. Esa es otra razón para el sufrimiento de Cristo. Tomó el Karma de otros en su propio cuerpo como el “Salvador”.

Llegará un día en el que todos debamos irnos de aquí (muerte) – y no importa lo que cualquiera intente hacer sobre esto no hay forma que puedas evitar esta eventualidad. El último verso dice:
Habrá un tiempo en el que la mayoría de nosotros regresará aquí (reencarnación). Traídos por nuestro deseo de ser una entidad perfecta.
Bueno, el deseo de nuestra alma es la perfección. El último pensamiento o deseo que tenemos mientras estamos dejando nuestros cuerpos físicos, eso (pensamiento o deseo) es la motivación para renacer. Está bien ir por tu vida olvidándote de Dios y luego, mientras estás muriendo, desear recordarlo, o recordar algo que sea liberador. Tienes que practicar toda tu vida porque puedes pasar por un gran dolor cuando estés dejando tu cuerpo – lo cual puede ser en cualquier momento. Me refiero, no quiero estar tirado ahi muriendo y pensar “Oh, mierda, me olvidé de sacar al gato”, o “No me compré un Rolls-Royce” porque entonces quizás tengas que volver solo para hacer esas cosas, y entonces tenés más nudos en tu pedazo de hilo.

OM TAT SAT
Publicar un comentario