martes, marzo 06, 2007

Todas las cosas deben de pasar, parte II

Es dificil cuando uno pierde a un familiar, como lo cuento en Todas las cosas deben de pasar ya escrito hace unos meses. En ocasiones duele menos o más dependiendo de la cercanía que uno suele tener con ellos. Pero, ¿que pasa cuando ocurre con alguien tan cercano como un amigo?

Es en esta ocasión Hugo, a quien recuerdo como un buen amigo, el cuál nos ha abandonado como resultado de un accidente. No entro en detalles ya que no creo conveniente el entrar en ellos (aparte de que no los se en realidad). Y si que es raro perder a un amigo de esta forma, a un amigo con quien los frijolitos de apìzaco compartimos distintos momentos de nuestra carrera. Distintos momentos tambien compartio el como mesero con algunos frijolitos lo cuál lo unio mucho más.

Un momento que tengo como recuerdo es aquella vez que en compañia de otros tres frijolitos despues de haber acabado las clases, en casa de Choco, habia una botella de tequila y otra de vodka. Como Hugo y yo queriamos vodka, pues nos la tomamos quedando completamente estupidos (bueno, lo que puede solo hacer media botella cada quien). Los otros dos se tomarón la botella de tequila. Como recuerdo eso, o el que cuando me dejaba la barba el me veia y decia "qiubole mi querido Wolverine!!!".

Es triste pero aun asi la realidad es distinta y hay que saber afrontarla, asi que Hugo... donde quiera que estes, el Señor te abrazará. Gracias Hugo por esos ratos.



"Al igual que el alma experimenta la infancia, la juventud y la vejez, sin verse afectada por las mutaciones de este cuerpo; asi tambien tomará otro cuerpo después de la muerte. En un sabio no cabe duda acerca de esto."

"El Espiritu nunca nace y nunca muere: es eterno. Nunca ha nacido, está más allá del tiempo; del que ha pasado y el que ha de venir. No muere cuando el cuerpo muere."

"Ciertamente, lo que tiene un principio ha de tener un fin. La muerte es el final seguro para quien ha nacido. Pero es igualmente seguro que quien ha muerto ha de renacer. Asi pues, no deberias afligirte por lo inevitable."
Krishna a Arjuna
Capitulo 2: Mundo, ilusión y muerte.
Bhagavad-Gita
Publicar un comentario